Mensaje del 20-5-1984 DE PRADO NUEVO (EL ESCORIAL):

LA VIRGEN:

"Id de pueblo en pueblo publicando el Evangelio, que vosotros también lo podéis hacer, hijos míos; no sólo las almas consagradas, porque la palabra de Dios se puede hablar por cualquiera de los humanos; cualquier humano puede hablar de Dios, hija mía, en cualquier lugar."

Para realizar esta labor, es necesario una formación adecuada. El camino es hacerlo en vuestras Parroquias, pero para los que no puedan o no tengan esta posibilidad, me permito publicar estas enseñanzas, que se irán completando con más datos sobre nuestra doctrina. PODEIS CONSULTAR LAS DUDAS   AQUÍ  
Que Dios os bendiga.

PISTAS HACIA LA FE (1/4)

 

Como la fe es una adhesión de todo el hombre a Dios,

  • Surgen unas preguntas:

  • 1.- ¿Esta adhesión total implica unas obras?

  • 2.- ¿Se puede dar la fe sin obras?

  • 3.- ¿Son más importantes las obras que la fe?

  • 4.- ¿Se requieren las obras para la salvación, o basta creer?

  • 5.- ¿Podemos permitirnos el lujo de ser cristianos, sin aceptar unos compromisos de acción?

  • 6.- ¿Hasta qué punto es verdad la frase de San Agustín:”El que te creó sin ti, no te salvará sin ti?

________________

1 y 2.- Naturalmente. San Pablo y Santiago lo afirman, pues sin obras la fe está muerta. Tiene que ser obras, nacidas de la fe. Son imprescindibles para la salvación.

3.- Es imposible aceptar la fe, sin aceptar las obras (exigencias de los mandamientos)

4.- Separar la fe de las obras es separar algo que es homogéneo. El cristiano tiene que actuar como Cristo lo haría si se encontrara en tus mismas circunstancias.

5.- No es posible, no serías cristiano.

6.- Hace falta la colaboración del hombre para su salvación, si el hombre no colabora, Dios no lo salvará.

La acción del cristiano,

  • Debe ser de rectitud en el creer y de rectitud en el actuar.

  • No se puede actuar como cristiano, solamente a la hora de ir a la Iglesia, bautismo, matrimonio, funeral, etc.

  • Debe serlo en todo momento, debe influir en las estructuras sociales, políticas, económicas.

  • Hay que poner todo de nuestra parte, y confiar en Dios, persuadidos de que todo es obra suya.

(SEGUIRÁ)